POESÍA 23 NIZZAR QABBAN

En todos los pueblos persas y árabes, incluso en los más pequeños, se le da una gran importancia a la poesía y esto desde los tiempos más antiguos.

En particular en las clases de matemáticas, se enseñan los teoremas en verso, aún actualmente, lo que permite por supuesto aprenderlos más fácilmente.

Me encantó descubrir que el mundo preislámico tenía una bellísima costumbre: cada cinco años había un concurso de poesía al que participaban miles de poetas. El que ganaba veía su poema escrito en letras de oro y suspendido a gran altura para que todo el mundo lo viera y esto, durante todo el período que lo separaría del concurso siguiente. A veces se quedaba suspendido mucho más tiempo pues podían no escoger a nadie.

Esos poemas se llaman Mu’allaquat, que quiere decir “poema colgante” o “poema suspendido”. Se conocen actualmente siete de ellos.

Me supongo que ya conocen poetas como Adî Ibn Zayd (siglo VI) u Omar Khayyam (siglo XI), que escribieron sobre el vino, el amor y la vanidad humana, Ibn Al-Roumi, ¡¡¡poeta satírico que logró vivir de su actividad de poeta!!! Ibn Hazm (siglo XI), con su texto: "El Collar de la Paloma"…

Hoy quiero presentarles un poeta contemporáneo, Nizar Qabbani, pero que sigue la tradición “del desierto”, como suele decir. Él comenta que los poemas salen sin avisar de los rincones más sensibles del alma y no hay que “mancharlos con el habla cotidiana”.

Estos tres poemas fueron traducidos por María Luisa Prieto:


Maletas de mi llanto

Cuando llega el invierno y el viento mueve las cortinas siento, amiga mía, necesidad de llorar entre tus brazos, sobre mis cuadernos. Cuando llega el invierno y cesa el canto de los ruiseñores y se quedan todos los pájaros sin hogar, comienzo a desangrarme por el corazón y por las uñas como si las lluvias del cielo cayeran, amiga mía, dentro de mí... entonces me inunda un deseo infantil de llorar sobre la seda de tu pelo, largo cual espiga, como un barco agotado, como un pájaro emigrado que busca una ventana de claridad y un techo en las tinieblas de las trenzas.

Cuando llega el invierno arrebatando los aromas del campo y ocultando a las estrellas en su manto de melancolía, viene a visitarme la tristeza desde la gruta de la tarde, cual niño pálido y misterioso, con las mejillas y el manto húmedos. le abro la puerta a esta visitante amada, le doy el lecho y la colcha y le concedo todo cuanto quiere. ¿De dónde viene la tristeza, amiga mía? ¿Cómo viene? Me trae de la mano lirios de maravillosa palidez, me trae... Maletas de lágrimas y sollozos.

Historia de mujeres

Léeme para que te sientas siempre orgullosa. Léeme cada vez que busques en el desierto una gota de agua. Léeme cada vez que cierren las puertas de la esperanza a los enamorados. Yo no escribo la tristeza de una sola mujer. Escribo la historia de las mujeres.

Primera Página

Veinte años en el camino del amor

y aún no conozco el camino.

Veinte años, libro del amor,

y todavía voy por la primera página.


Mas información sobre este poeta: AQUI

Así como un video en el que se le hace un homenaje en 2018:

AQUI



“Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio, entonces cállate”

قـل الخـيـر والا فـأسـكـت ـ حكمة عربية

Proverbio árabe anónimo

Caligrafía de esta frase por © Hassan Massoudy

https://massoudy.pagesperso-orange.fr/galerie.htm

CATEGORÍAS