© 2018 jonuelbrigue.com

Design : Roxane Fustec & Baptiste Piechaud

La Asociación MAESTRO J. M. BRICEÑO GUERRERO es una asociación civil de carác­ter privado, sin fines de lucro, con personalidad jurídica propia. El objeto de la misma es la pre­servación, la continuación y la difusión de la obra intelectual y del legado académico del ilustre pen­sador y escritor venezolano José Manuel Briceño Guerrero.

Asimismo, esta institución tiene como fines el fomento, la promoción y el desarrollo del estudio y la investigación del pensamiento y la identidad latinoamericanos; de las lenguas anti­guas y modernas; de las artes y de todas las acti­vidades creadoras del espíritu humano, especial­mente de las relacionadas con América Latina.

LA ASOCIACIÓN

Dirección de la asociación

En Venezuela:

Calle Los Laureles Qta AGLA, La Pedregosa, Mérida

En Francia:

18/20 rue Lesage, 75020 PARIS

  • Noir Facebook Icône
  • Noir Icône YouTube
  • Noir Twitter Icon
CONTACTO

Si quiere contactarnos favor llenar estas casillas.

José Manuel Briceño Guerrero
(1929 – 2014)
Filólogo
Políglota
Linguista
Filósofo
Pensador
Acusmático
Poeta
Escritor
Admirador de arte
Relacionador de conocimientos
Explorador
Observador
Asombrador
Provocador
Afable
Mamador de gallo
En conclusión,
un Gran Pedagogo,
un Verdadero Maestro

SU VIDA

Por José Gregorio Vásquez

Universidad de Los Andes

 

      José Manuel Briceño Guerrero nació en Palmarito, estado Apure, en 1929. Palmarito de Apure. Palmarito con su sola calle y su río infinito mostrando el horizonte tembloroso que siempre le acompañó a lo largo de su vida; porque suyo fue el río, suya la sabana, suyo el sol incandescente de la llanura, suya la música que nacía del canto solitario de sus aedas. Allí empezó su recorrido y cabalgó por esta tierra que hizo suya desde siempre. No otra. No una más distante y con otras luces, sino esta, aparentemente apagada para algunos ojos, pero iluminada para el alma de muchos que como él hizo parte de sí y la convirtió en su patria, en su casa, en su hogar, en el lugar más cercano de nuestro destino. 

      En esta misma tierra, en algún momento, desde un ambiente inhóspito para nuestros ojos de ciudad: contaminados y engañados, alejados sin duda del verso puro, apareció desde un más allá de no se sabe dónde, desde un mito, desde un cielo lleno de misterios, un libro mágico en el universo mítico de los llanos venezolanos. Ese libro también suyo cantó la afrenta y el destino sombrío de un tiempo, pero lo hizo desde otro lugar, uno singular: el de la infancia. Es desde ese tiempo de donde viene la fortaleza para la vida, la sabia para la vida. De ese allá, de un día de marzo azotado por la tarde, un niño comenzó a jugar con el tiempo y en él comenzó a dibujar su mundo: un mundo de palabras que ayudaron a sostener la infancia en medio de la noche y la oscuridad. De más allá, de no sé dónde, llegó el canto de la cerrazón haciendo armonía con el naranjo, el mango, el guayabo, el anón..., todo un infinito que servía para encontrarnos con esta tierra y mostrarnos su aliento, su herencia, su fortaleza, su ofrenda de cada día. 

PUBLICACIONES

Please reload

CATEGORÍAS

PUBLICACIONES